MOTA DEL CUERVO EN SLOW MOTION

RESERVA YA!

Mota del Cuervo es un municipio de Castilla-La Mancha, España, perteneciente a la provincia de Cuenca. Conocida turísticamente como «El Balcón de la Mancha«, se encuentra enclavado en el centro de Castilla-La Mancha, con una distancia casi equidistante a Madrid y todas las capitales de provincia de la región (salvo Guadalajara).

 

Mota del Cuervo ha sido desde antiguo un importante cruce de caminos, entre la ruta que unía Toledo y luegoMadrid con Levante y la ruta entre Cuenca y el sur. Su rasgo más característico son sus siete molinos de viento que se sitúan en la loma a cuyos pies se asienta el pueblo.

romería manjavacas

Su principal fiesta es la de la patrona, Nuestra Señora de la Antigua de Manjavacas, declarada de interés turístico Nacional. Se celebra el primer y tercer domingo del mes de agosto y consiste en traer y llevar corriendo a la Virgen en Romería desde su Ermita a 7 kilómetros del núcleo urbano. (fuente: Wikipedia)

Molinos de viento de Mota del Cuervo

El Balcón de la mancha en Mota del Cuervo (Cuenca)

En el paraje denominado “la sierra”, se encuentran los Molinos de Viento, destacados monumentos manchegos, símbolo de una estructura de producción agrícola pasada y motivo que le hizo adquirir a este municipio en 1967, la denominación geoturística de «BALCON DE LA MANCHA», por el vasto y extenso horizonte que se contempla desde ellos. Divisamos los pueblos de Belmonte, El Pedernoso, Las Pedroñeras, El Provencio, Las Mesas, Villarrobledo, Tomelloso, Pedro Muñóz y hasta según dicen, Despeñaperros.

Todos los molinos, excepto “El Zurdo” –comprado por D. Ramón Serrano Súñer en 1941-, son de construcción reciente (años sesenta y setenta) levantados sobre cimientos originales y de propiedad municipal.

No se sabe con certeza el origen de los molinos de Mota del Cuervo, ni su número exacto; pero sí se conoce que a principios del siglo XVI, al sufrir la Mancha una gran sequía que duró cuarenta años se implantaron los molinos de viento debido a que el cauce de los ríos era escaso, razón por la que eligieron los lugares más elevados como motillas, cerros o lomas en los cuales el viento soplaba con intensidad y era capaz de mover sus enormes aspas. Algunos autores han utilizado la “alcabala del viento”, un impuesto que ya se cobraba en 1503, para fechar el origen de los molinos de viento en Mota del Cuervo; pero este impuesto nada tiene que ver con molinos.

En las Relaciones Topográficas de Felipe II (1575) no hay ninguna pregunta específica sobre los molinos de viento, y ello quizás impidió algunas respuestas más concretas, limitándose a los molinos de agua. Para el caso de Mota del Cuervo, no se hace mención de ellos –y puede que ya existieran-, mientras que en los municipios de alrededor como Belmonte, El Pedernoso o Las Mesas, sí se mencionan. Es la fecha de 1603 la que nos confirma documentalmente que ya existían los molinos moteños; corresponde con una visita de la Orden de Santiago a esta villa, y se afirma que a la Mesa Maestral le pertenecen dos fanegas de trigo de cada molino de viento, siempre y cuando el molino muela durante sesenta días al año. (fuente: Wikipedia)
EL GIGANTE MOVIENDO SUS ASPAS

Laguna de Manjavacas

Laguna de Manjavacas en Mota del Cuervo (Cuenca)

En el siglo XIII, Manjavacas era un lugar relevante de la zona. Por causas de salubridad, sus vecinos se fueron trasladando paulatinamente a las localidades próximas, y en su gran mayoría se dirigieron a La Mota.

A finales del siglo XV Manjavacas era un despoblado dependiente de Mota y de la Encomienda de la Torre de Vejezate, en el que no quedaba vecino alguno. No obstante, se mantenía el portazgo que tenía dicha Encomienda y dos ermitas: San Pedro y Santa María la Vieja o también llamada Nuestra Señora de la Antigua, de menor importancia.
En 1498, los visitadores de la Orden de Santiago describen la ermita de San Pedro y recuerdan que “tiene una bula de perdones que se ganó de los cardenales de Roma para los que hicieren limosna para la dicha ermita e por devoción los vecinos e ciertos lugares comarcanos vienen a la dicha ermita a algunas fiestas donde se hacen mandas y limosnas”.
Ambas ermitas seguían en pie en 1537, y sabemos que en la de Nuestra Señora de la Antigua había una imagen de la Virgen, metida en un tabernáculo. En esta fecha se manda a los mayordomos de las dos ermitas que hagan ciertas reparaciones.
Ermita de Manjavacas
Pero la Ermita actual de Manjavacas, no se corresponde con aquellas de antaño. Se construyó posiblemente a principios del siglo XVII, en la Carretera de las Mesas, y a siete kilómetros exactos de Mota, en un pequeño promontorio, donde convergen los caminos Senda de Santa María y Carril de los Valencianos. El Papa Paulo V concedió una Bula a esta nueva ermita el 9 de enero de 1612. Puede considerarse que en esta Ermita “moderna” se aunaron los fervores de los que gozaban las dos anteriores ubicadas en Manjavacas (la Bula de perdones y la imagen de Nuestra Señora de la Antigua) (fuente: Wikipedia)

La laguna de Manjanvacas se encuentra en el término municipal de Mota del Cuervo (Provincia de Cuenca), concretamente a unos 7 kilómetros de la población. Situada a 670 metros sobre el nivel del mar, ocupa una superficie de poco más de un kilómetro cuadrado (231 ha) en la cuenca alta del río Záncara (alto Guadiana). La de Manjavacas es la Laguna principal del Complejo Lagunar del Manjavacas que incluye además las lagunas de Sanchez Gomez, Alcahozo, La Dehesilla, Navaluenga y Maljarejo, así como el entorno circundante. Desde 1990 es propiedad de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha.

ENCINA o CARRASCA MILENARIA

Situada en el término municipal de Mota del Cuervo, en el paraje del Monte Chico, (Latitud: 39º21′ N, Longitud: 2º51′ W) cerca de la ribera del Záncara y del Complejo Lagunar de Manjavacas. Está considerada como la mayor encina de Europa, su tronco tiene un perímetro, a 1,30 m de altura de: 7,80 m. y su copa tiene una superfice de más de 800m2. Está inventariada por la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente de Castilla la Mancha como ÁRBOL SINGULAR, pero no se tiene constancia de cuidados por parte de profesionales cualificados, para su mantenimiento (podas, apuntalado de sus ramas…). Está situada en medio de una finca particular, pero el acceso público es libre.
Últimamente ha sufrido diversos deterioros, especialmente en la época en la que un gran viñedo en extensión, impedía el acceso al ganado bajo su copa (para comer sus bellotas y de paso a abonar el terreno). También el agua de lluvia caída entre las grietas de una de sus grandes ramas, en el invierno, se congeló y actuó como cuña, desgajando esta rama del tronco. En este álbum pueden observarse las diferentes etapas de conservación de esta joya milenaria. (fuente: fb de Complejo Lagunar de Manjavacas)

nota: Encina milenaria derruida tras los fuertes vientos y nevadas del invierno de 2018.

horarios oficina de turismo de Mota del Cuervo

Oficina de Turismo de Mota del Cuervo. Molino El Gigante.

Patrona saliendo de la iglesia parroquial

Patrona de Mota del Cuervo

Iglesia Parroquial de Mota del Cuervo

Iniciada en el siglo XV, su construcción se prolongó durante los siglos XVI y XVII. La visita de la Orden de Santiago, fechada en 1494, es muy ilustrativa para conocer el estado en que se encontraba a finales del siglo XV: “Mandaron los visitadores al mayordomo de la dicha iglesia que faga cobrir la torre de las campanas con su madera e teja como conviene… que el arco toral que está junto con la capilla mayor se corte … de manera que se pueda ver el altar mayor desde el cuerpo de la iglesia. Lo qual le mandaron que faga dentro deste año” .
En 1537 continúan las obras, y se manda que se haga un repartimiento vecinal para que se terminen de enlucir las capillas y las bóvedas.

Plaza y Ermita de Santa Rita

Plaza De la Cruz Verde, Barrio de las Cantarerías. Museo del cántaro

Ermita del Santo

Edificio antigua posada remodelado en el s XVI convertido en Ermita para albergar un Hospital para clérigos y frailes que vinieran mendigando.

Ermita del Santo
Ermita del Santo
Ermita del Santo